6 de juny de 2012

Sin noticias sobre el Bolsín (Edifici de La Llotja d'Avinyó)

El reloj que culmina el frontispicio vuelve a estar parado. Cuando salieron los últimos alumnos de arte, se detuvo a las tres. Era diciembre del 2009 y en esos días se acababa de desprender un falso techo, lo que había supuesto la orden de desalojo. El accidente sucedió hace tres años, pero a los vecinos les parece que ha pasado una eternidad. El Bolsín o La Llotja, como es conocido el edificio que albergó hasta el 2009 la Escola Oficial d'Arts i Oficis, asemeja un barco a la deriva. «Sabíamos que pasaría», recordaba la semana pasada la dueña de una tienda. Hacía más de una década que cronistas y vecinos de la que fuera la escuela de arte más antigua de Europa reclamaban una rehabilitación. 


Macarena González pasaba por la calle de Avinyó mientras esta cronista estaba parada en la plaza de la Verònica. Macarena dirige el Almazén, y es ella la que explicaba que en ese edificio, en cierta manera, nació el cubismo: «Les demoseilles d'Avignon no son francesas. Trabajaban en un burdel de la calle de Avinyó». Ahora el edificio está cerrado a cal y canto. Alguien arrojó un bote de pintura beis y manchó las puertas de la entrada. Hay diálogos imposibles de ignorar en las ciudades. Una anciana que había escuchado las palabras de Macarena se quejaba de que lo habían «dejado caer». Afirmaba que ahora el rumor es que lo conviertan en oficinas o en un hotel.
En la plaza de la Verònica hay una terraza de un bar. Suele estar llena de turistas. También la semana pasada, un chico dibujaba el edificio ecléctico con un carboncillo, la puerta principal franqueada por dos esculturas, la Industria, de Joan Roig, y el Comercio, de Rossend Nobas. Esta cronista se acercaba y el joven de EEUU afirmaba que había sido la escuela de grandes artistas. El turista preguntaba por la historia del edificio y esta cronista se avergonzaba: no sabía nada. Lo observaba. Algo no cuadraba. Las dos esculturas de la puerta principal representan la industria y el comercio. ¿Por qué en una escuela de arte? Buscando en la historia esta cronista encuentra una pieza valiosa. Josep Maria Huertas Claveria reclamaba en un artículo escrito en septiembre del 2000 que «el Bolsín debería ser objeto de actuación preferente por parte de la Generalitat». Escribía que el estado del edificio, protegido por el Catálogo de Patrimonio Histórico-Artístico, era «lamentable». Sigue siéndolo. El mismo Huertas explicaba que el edificio había sido construido en 1883 y que era obra del arquitecto Tiberi Sabater. En un principio, albergó el Casino Mercantil y, tras la guerra civil, se trasladó aquí la Escuela Gratuita de Diseño. La Llotja, como era conocida popularmente, ocupó el edificio de la plaza de la Verònica. Los estudiantes de arte llegaron de toda España.
Unos días después, esta cronista regresaba a la plaza de la Verònica.Ahora que sabía la historia descubría marcas de esa bolsa no oficial. Unos estudiantes sentados en los escalones hablaban de huelgas, de derechos. La Escuela Gratuita de Diseño se fundó en 1775 y, en 1883, se matriculó la primera mujer. Era Emilia Coranty, que no estudió en Avinyó, pero estudió arte. El turista estadounidense ya no estaba para explicárselo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada