6 d’octubre de 2011

La ciudad productiva - Patricia Gabancho

(...) Barcelona invierte en turismo como si fuera una isla de la Polinesia, y el resultado es que la ciudad tiene más calidad de visita que calidad de vida para los sufridos vecinos. Me gustaría oír la opinión de Trias y de su poderoso jefe de Urbanismo. Es clave para saber si Barcelona se encamina a ser una ciudad más inteligente que divertida o viceversa. Ahora mismo es más divertida que inteligente, y así nos va.
Veure l'article sencer

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada